in ,

11 Remedios caseros para la tortícolis

Torticolis

La tortícolis, es un dolor de cuello acompañado de una dificultad para moverlo lateralmente, puede provocar dolor de cabeza, dolor en los hombros, e incluso dolor en los brazos. La mejor forma de deshacerse de esta molestia muscular, es aplicar sencillos remedios caseros que funcionan muy bien.

Para empezar, las causas de la torticolis podrían ser varias, entre ellas, dormir en una posición incómoda que pueda tensionar los músculos del cuello, usar una almohada que no brinda buen soporte, tener una postura incorrecta en el trabajo, estrés, un tirón ocasionado por un accidente automovilístico o una lesión deportiva.

Los síntomas de la torticolis, están encabezados principalmente por un fuerte dolor en el cuello, hombros y  parte superior de la espalda, esto provoca una disminución o limitación de la movilidad del cuello, ya sea a la izquierda o la derecha, espasmos musculares en la zona cervical y dolor de cabeza y fiebre (lo cual podría ser síntoma de meningitis).

>>> SI QUIERES CURARTE DEL DOLOR DE CUELLO PARA SIEMPRE EN MENOS DE 7 DÍAS HAZ CLIC ACÁ <<<

Remedios caseros para la torticolis

Almohadilla térmica: Una almohadilla térmica es muy efectiva para la torticolis, porque aumenta el flujo de sangre y al mismo tiempo reduce la rigidez del cuello. Para realizarla, sólo es necesario colocar una almohadilla térmica sobre el cuello y dejar actuar por unos minutos.

Aplicación de bálsamos: Para deshacerse del dolor ocasionado por la tortícolis, también se puede utilizar un gel analgésico inodoro, no graso, llamado “Biofreeze”; este funciona bastante bien en los músculos adoloridos, porque el ingrediente utilizado en su elaboración es un arbusto acebo suramericano llamado “Ilex”, ideal para tratar espasmos musculares y la rigidez en los hombros.

Árnica: Tanto el aceite como los ungüentos de árnica, son útiles para la disminución de la inflamación de los músculos contraídos que provocan la tortícolis, ya que su acción analgésica alivia el dolor y disminuye la sensación de rigidez que impide el movimiento.

Para usar el aceite de árnica, sólo es necesario adquirirlo en tiendas herbolarias y aplícalo con un masaje suave, sin presión, dos o tres veces al día.

Infusión de Orégano: El orégano tiene propiedades antiinflamatorias y relajantes que también contribuyen a aliviar la tortícolis, porque ayuda a aflojar los músculos nerviosos del cuello para calmar el dolor y la rigidez.

>>> SI QUIERES CURARTE DEL DOLOR DE CUELLO PARA SIEMPRE EN MENOS DE 7 DÍAS HAZ CLIC ACÁ <<<

Para preparar esta infusión solo es necesario 1 cucharada de orégano (10 g) y 1 taza de agua (250 ml). Primero se calienta el agua y luego se le agrega el orégano, se deja reposar durante diez minutos, se pasa por un colador y está lista para ser bebida, solo dos veces al día para calmar el dolor de la tortícolis. 

Compresas de hielo: El hielo es realmente útil para aliviar el dolor del tortícolis, porque  reduce la inflamación. Sólo es necesario triturar un poco de hielo y envolverlo en una bolsa plástica, para luego colocarla en la parte rígida del cuello, sobre un trapo o una pequeña toalla, para evitar sentir molestias por la temperatura.

Ducha de agua caliente: Esta es una de las mejores curas para los músculos rígidos del cuello, causantes de la tortícolis. Este tratamiento casero, sólo consiste en colocar el cuello sin girarlo o moverlo, bajo una ducha de agua tibia o caliente (sin quemar la piel) durante unos 4 o 5 minutos; pasado ese tiempo se sentirá más relajación en la zona afectada.

Ejercicio: Hacer algunos simples ejercicios, suele ayudar bastante a la tortícolis. Para empezar, se puede mover suavemente el cuello en círculos durante un minuto y luego moverlo lentamente hacia adelante y hacia atrás (1 min). También se puede intentar mover el cuello siguiendo la forma del número 8, pero es importante asegurarse de que no duela en exceso, porque de lo contrario podría resultar contraproducente.

Hojas de Apio: Realizar este tratamiento es sumamente sencillo, sólo es necesario licuar hojas de apio para extraer su jugo. Lo recomendado es beber  a diario este batido para aliviar el dolor ocasionado por el tortícolis.

Masajes: Los masajes son una buena cura para el tortícolis, porque ayudan bastante a relajar de los músculos y a reducir la rigidez del cuello. Para realizarlos, se puede utilizar aceites esenciales, como el de pino, romero, lavanda o enebro, ya que proporcionan el calor necesario para los músculos y aumentarán la circulación de la sangre.

Sal de Epsom: Este remedio ayuda a aumentar la circulación de la sangre, reduciendo la tensión muscular y el estrés, porque contiene magnesio y sulfato, propiedades que regulan la actividad de varias enzimas en el cuerpo. Para usarlo, sólo es necesario remojar la sal de Epsom en agua y darse un baño con ella.

Vinagre de manzana: El vinagre de manzana es un excelente remedio para la rigidez de los músculos del cuello, ya que proporciona un gran alivio en una sola aplicación. Para usarlo como remedio para la tortícolis, solo es necesario remojar una servilleta de papel en un poco de vinagre de manzana, colocarla sobre el cuello y dejarla allí durante unas horas. 

Algunas medidas preventivas para evitar sufrir de tortícolis son, dormir en una posición adecuada, utilizar una almohada ergonómica o no usar demasiadas almohadas, revisar la postura al sentarse, sobre todo en el trabajo y evitar el exceso de estrés o conducir cuando se padezca de esta dolencia, porque podría agravar el problema.

>>> SI QUIERES CURARTE DEL DOLOR DE CUELLO PARA SIEMPRE EN MENOS DE 7 DÍAS HAZ CLIC ACÁ <<<

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

One Ping

  1. Pingback:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

calmar el dolor en la ciatica

8 tratamientos naturales para la ciática

enfermedades de la columna vertebral

Principales enfermedades de la columna vertebral